Ventajas


Uno de los aspectos cotidianos de la práctica médica es la programación de citas. Tradicionalmente, éstas se consignan en una agenda de papel administrada por una secretaria, o por el propio médico. Sin embargo, existe una alternativa digital mucho más práctica y eficiente.

¿Cuáles son las ventajas de tener una agenda on-line?

1. Disponible cuando sea y donde sea

Si usted necesita consultar su agenda y está lejos de su libreta (e inclusive de su computador), tiene un problema. Una agenda digital está disponible a toda hora y en cualquier dispositivo con conexión a Internet.


2. Asignación efectiva de citas

Los pacientes pueden reservar o cancelar su cita donde y cuando quieran sin depender de un teléfono ni de una persona que les conteste.


3. Comunicación directa con los pacientes

A menudo las agendas digitales tienen funciones que permiten enviar recordatorios automáticos a los pacientes, ya sea en forma de mensajes de texto o correos electrónicos. Por la misma vía se pueden confirmar, cambiar o cancelar las citas. De esta forma, mejorará la recurrencia de sus pacientes y podrá liberar con oportunidad espacios en su agenda que le servirán para atender más pacientes.


4. Autonomía en la gestión de su agenda

Usted puede limitar la disponibilidad de su agenda de acuerdo a sus actividades e intereses. Por ejemplo, si tiene un viaje programado, un congreso o trabaja en varios consultorios al mismo tiempo, puede ingresar a su genda on-line de forma sencilla para habilitar o bloquear horarios de atención según su disponibilidad


5. Información adicional al alcance un de un clic

Este tipo de agendas permiten agregar información sobre cada paciente. No solo los aspectos básicos como nombre, edad y datos de contacto, sino también otros más específicos como objetivo de la cita, profesional que lo remitió, observaciones particulares y datos de la historia clínica. Usted puede consultar toda esta información antes de entrar a consulta con sólo un clic.

En un mundo donde los avances de la tecnología han impuesto la inmediatez y la comodidad, este tipo de alternativas se consolidan aún más. Ahora los pacientes exigen soluciones que les permitan reducir tiempos de espera y evitar desplazamientos innecesarios. Ellos aprecian cuando un profesional de la salud se esfuerza por perfeccionar su atención hacia ellos e innovar para mejorar la calidad del servicio.

Por otro lado, el objetivo fundamental de las agendas virtuales es simplificar la vida del profesional de la salud y su práctica profesional. Son herramientas más eficientes en comparación a las tradicionales agendas de papel, que les permiten evitar llamadas y ahorrar tiempo, e incluso, dinero. Optimizar el tiempo y los recursos implica un mejor desempeño y por lo tanto, recepción de más pacientes y aumento de ingresos.